principito

principito

domingo, 2 de febrero de 2014

¡DÉJAME SENTIR!

DÉJAME SENTIR

CORAZONCITO DE MI PECHO
DÉJAME SENTIR COMO TE SIENTO,
HAZ QUE LLORE, RÍA Y ME DIVIERTA
HAZ QUE SALTE, BRINQUE  Y ME DESPIERTAS.

CORAZONCITO DE MI SER
DÉJAME SENTIR LO QUE ES QUERER
HAZ QUE AME, SUFRA Y ME DERRITA
QUE SIENTA ESAS PEQUEÑAS COSQUILLITAS.

CORAZONCITO DE MI CUERPO
DÉJAME SENTIR QUE NO ESTOY MUERTO
HAZ QUE VIBRE TANTO QUE ENLOQUEZCA 
VUELE LA EMOCIÓN Y ME ESTREMEZCA.

CORAZONCITO DE MI VIDA
DÉJAME SENTIR QUE NO SE OLVIDA
DÉJAME SENTIR LO QUE TE PIDA
DÉJAME VIVIR LO QUE ES LA VIDA
DÉJAME SENTIR, DÉJAME SENTIR.
Autora: Laura E. González Vallejo.


COMENZAMOS ESTE SEGUNDO TRIMESTRE CON UN NUEVO PROYECTO EN EL QUE TRABAJAREMOS CON LOS SENTIMIENTOS.

ESTE CARTEL COMIENZA CON NUESTRO PROYECTO, EN EL QUE INDICA QUE TODOS NECESITAMOS ALGO Y QUE LO QUE NECESITAMOS PODEMOS CONSEGUIRLO DE ESTA FORMA TAN FÁCIL:


PERO NO SÓLO NOSOTROS NECESITAMOS ALGO, TAMBIÉN LOS DEMÁS, Y DEBEMOS APRENDER A DECIR COSAS BONITAS A LOS OTROS, PARA ELLO TENEMOS NUESTRO BUZÓN DE PIROPOS QUE UTILIZAREMOS DURANTE ESTE TRIMESTRE, ¿QUIERES ESTRENARLO TÚ?


ADEMÁS LOS ALUMNOS Y ALUMNAS TODOS LOS DÍAS DEBEN PENSAR CÓMO SE SIENTEN Y ASÍ AL FINAL DE LA SEMANA PODREMOS HACER UN BALANCE DE NUESTROS SENTIMIENTOS Y PENSAR CÓMO MEJORAR:



SEGUIREMOS CON ESTE PROYECTO LEYENDO CUENTOS QUE HABLAN DE VALORES Y DE SENTIMIENTOS Y DEJANDO MÁS MATERIAL EN ESTE BLOG.

- CUENTO: MI COLECCIÓN DE PIROPOS. Sobre la confianza en sí mismo.

Mi colección de piropos

Aunque recordaba la escuela del año pasado, estaba contento en mi nuevo colegio: era mas grande y tenia un patio enorme donde se podía jugar a muchas cosas, pues había porterías y canastas.

Mi profesos se llamaba Agustín y en la clase de 1ºB éramos veinticinco, a alguno los conocía ya porque habíamos ido a la misma escuela, pero otros eran nuevos. Por eso, en el recreo, me juntaba con Dani, María y Carlos y hablábamos mientras comíamos el bocadillo

  • Llevamos mas de cuatro meses y todavía no nos han preguntado si nos gusta este colegio.
  • ¿ Y a quien le importa eso?- decía Daniel.
  • Ya somos mayores, nos tiene que gustar a la fuerza- decía María.


Yo no estaba de acuerdo, no me parecía bien que el profesor dedicara todo e tiempo a enseñarnos cosas sin saber nada de nosotros.

  • Yo creo que don Agustín debería dedicar un ratito cada día a preguntarnos cosas de nosotros y en el que nosotros también podamos hablarle a el de nuestras cosas. ¿Os acordáis en la escuela lo bien que lo pasábamos en la asamblea?.
  • Vaya que si me acuerdo, era el rato mejor, aunque luego venia la hora del cuento y tampoco estaba mal…- quien hablaba era María.

Así que decidimos proponerle la idea de tener un tiempo de asamblea. Don Agustín nos escucho atentamente y pareció comprender lo que nos pasaba.
  •  Esta bien, buscare el momento y hablaremos con toda la clase a ver que les parece a los demás ¿os parece bien?.


Nos sentimos muy importantes cuando la idea fue acogida con entusiasmo por todos menos por Alejandro y Darío. Ellos decían que eso eran tonterías de pequeños, ellos ya eran mayores, pero no tuvieron mas remedios que aceptarlas.

Don Agustín propuso el primer día hacernos entrevistas cada día a uno para saber mas cosas de nosotros. Al principio nadie quería salir, así que me ofrecí voluntario: después de todo el revuelo que había organizado era casi mi obligación.
  • Soy Xabier, podéis preguntarme lo que queráis saber de mi.

Don Agustín fue el primero en preguntar:

  • a ver Xabier, dinos cosas buenas de ti.

De repente me quede mudo.


  • venga, hombre, dinos qué cosas se te dan bien, qué cualidades tienes.
  • bueno soy alto, tengo los ojos marrones.

Don Agustín me interrumpió.

  • no, no, todos sabemos eso de ti, te estamos viendo, lo que queremos que nos digas son esas cosas que no se ven, cosas buenas de ti pero que solo las saben las personas que te conocen. 
  • ¡ah, bueno! Se me da muy bien el futbol, montar en bici, soy bueno con el ordenador y me gustan las matemáticas.

Todos me escuchaban y a mí se me salía el corazón de lo fuerte que latía.
¿seria eso lo que preguntaba don Agustín? En seguida me di cuenta de que buscaba otra cosa.

  • mirad, se me esta ocurriendo una idea: os voy a dar a cada uno un trozo de papel y todos vais a poner alguna cosa que os guste de Xabier.

Repartió papelitos y todos se pusieron a escribir: unos se lo pensaban y otros empezaron rápidamente. Yo estaba en el centro de la clase y todos me miraban serios, de vez en cuando alguna risita de María me ponía nervioso.

  • ¿ya habéis acabado? Bien, ahora podéis meterlos en esta bolsa y le vamos a pedir a Xabier que los lea, a lo mejor descubre cualidades que no sabe que tiene pero que sus compañeros valoran…

Y lo que pude leer fue:

-                   lo que me gusta es tu sonrisa.
-                   Eres muy valiente.
-                   Me pareces muy guapo.
-                   Imitas muy bien al profe.
-                   Me gusta como ayudas a Oscar.

A medida que leía me iba poniendo colorado, sentía vergüenza, estaba emocionado, no sabia que los compañeros se fijaran es esas cosas…

-                   eres muy divertido.
-                   Juegas muy bien al futbol y eres el mejor portero del colegio.
-                   Tienes unos ojos preciosos.
-                   Me gustan tus pecas.
-                   Eres un buen amigo y sabes guardar secretos.
-                   Te gusta adornar lo que escribes con dibujos muy bonitos.

Y así uno tras otro, hasta que leí los veinticinco papelitos, porque don Agustín también había escrito el suyo.

Ese fue un día inolvidable para mi, me sentí querido y apreciado por mis compañeros y por el profesor, aunque yo también sabia que tenia cosas menos buenas y que a veces no era tan agradable, sobre todo cuando me enfadaba en casa.

Desde ese día todos empezamos en fijarnos en las cosas buenas de los demás compañeros de clase, pues no sabíamos quien seria el siguiente en salir al centro. Y nos dimos cuenta de lo importante que es conocernos por dentro, no solo por fuera. Y yo me sentí orgulloso de mi colección de piropos.

REFLEXIONES

¿En tu clase dedicáis un ratito a hablar de las cosas que os preocupan?

¿cómo te sentirías si nadie se interesa por ti?

Si alguien te pide que digas cosas buenas de ti ¿qué dirías?

Las personas que tienes alrededor, ¿suelen decirte cosas buenas de ti? ¿te elogian o suelen decirte generalmente lo que haces mal?

¿cómo te sientes cuando los demás se fijan solo en lo que haces mal?

Todos tenemos cualidades diferentes ¿podrías decir alguna cualidad de tus padres, hermanos o amigos?






UN BESITO A TODOS NUESTROS LECTORES.

- LIBRO INTERACTIVO DE SENTIMIENTOS.

- JUEGO INTERACTIVO DE MONTAR AL PERSONAJE, PARA TRABAJAR NUESTRO ASPECTO FÍSICO, EL DE OTROS O LAS DESCRIPCIONES.

MÁS MATERIAL SOBRE SENTIMIENTOS EN NUESTRO BLOG.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada